sábado, 12 de agosto de 2017

¿INTENTÓ DIOS MATAR A MOISÉS?

¿INTENTÓ DIOS MATAR A MOISÉS? 

 
   Hay personas que piensan que Dios intentó matar a Moisés, no han dado una explicación satisfactoria sobre ese tenma en particular, espero y este pequeño escrito aclare un poco ese tema en particular.

     La Biblia se compone de recopilaciones, faltando fragmentos que dejan duda en el lector dificultando su interpretación; en algunos casos se presta para malinterpretar la Escritura y hacer doctrinas con poco sustento bíblico. La carta a los Hebreos está incompleta, sólo por mencionar un caso.
    Haremos énfasis en el retorno de Moisés a Egipto.

   El llamado de Moisés fue claro, con un poco de debate entre si era o no apto para desempeñar un cargo de tal magnitud, aunque fue el mismo Moisés el que puso las trabas; Una vez que Moisés se decidió por cumplir con su cometido, su visión para realizar su tarea fue clara.   Moisés entendió que debía cumplir con su llamado aun en medio de sus temores

Éxodo 4:19 
Dijo también Jehová a Moisés en Madián: Ve y vuélvete a Egipto, porque han muerto todos los que procuraban tu muerte.

   La posibilidad de que Moisés ordenara a su esposa Séfora que regresara a Madián son altas ya que se dirigían a libertar a un pueblo de la mayor potencia mundial, Moisés sabia que entraría en conflicto con Faraón ya que Dios le dijo lo que sucedería:pero yo endureceré su corazón, de modo que no dejará ir al pueblo. Obviamente Moisés visualizaba una batalla en la cual no quería ver envuelta a su familia.

   Analizando objetivamente entre el verso 22 y 23 del capítulo 4 de Éxodo encontramos que no existe una relación clara y mucho menos cronológica.

 Éxodo 4:22 Y dirás a Faraón: Jehová ha dicho así: Israel es mi hijo, mi primogénito. Aquí en el verso 22, Dios le está dando indicaciones a Moisés de lo que le diría a Faraón, esto es en Pospretérito, y en la primer parte el verso 23 se habla en pretéritoYa te he dicho que dejes ir a mi hijo, para que me sirva, mas no has querido dejarlo ir. En la primera parte del verso 23 no queda claro a quién le habla, si es a Faraón o a Séfora; En la segunda parte del verso 23 nuevamente le habla en pospretérito. Ya en el verso 24 y 25 el escritor habla en Presente del suceso donde Dios quiso matar al primogénito.

Es realmente importante no descuidar los tiempos en los cuales habla el escritor bíblico.


UNA POSIBLE TRADUCCIÓN

21 Y dijo Jehová a Moisés: Cuando hayas vuelto a Egipto, mira que hagas delante de Faraón todas las maravillas que he puesto en tu mano; pero yo endureceré su corazón, de modo que no dejará ir al pueblo.
22 Y dirás a Faraón: Jehová ha dicho así: Israel es mi hijo, mi primogénito.

22aAconteció en el camino a Egipto que Séfora tuvo temor de las altas posibilidades que existían de que perdieran la vida por entrar en disputa con Faraón y le dijo a Moisés: Ésta tarea es muy grande para ti.

22b Y se apareció Jehová a Séfora y le dijo: Deja ir a mi hijo Moisés para que vaya y liberte a mi pueblo de Egipto. Más Séfora no quería dejarlo ir.

22cY se apareció nuevamente Jehová a Séfora y le dijo:
23 Ya te he dicho que dejes ir a mi hijo (Moisés), para que me sirva, mas no has querido dejarlo ir; he aquí yo voy a matar a tu hijo (Gersón), tu primogénito.
24 Y aconteció en el camino, que en una posada Jehová le salió al encuentro (A Gersón), y quiso matarlo.
25 Entonces Séfora tomó un pedernal afilado y cortó el prepucio de su hijo, y lo echó a sus pies, diciendo: A la verdad tú me eres un esposo de sangre.
 26 Así le dejó luego ir. Y ella dijo: Esposo de sangre, a causa de la circuncisión.

26aEntonces Moisés besó el cuello de su esposa e hijos y los despidió y  Séfora regresó a Madián a la casa de su padreY tomó Jetro suegro de Moisés a Séfora la mujer de Moisés, después que él la envió Y Jetro el suegro de Moisés, con los hijos y la mujer de éste, vino a Moisés en el desierto, donde estaba acampado junto al monte de Dios;
y dijo a Moisés: Yo tu suegro Jetro vengo a ti, con tu mujer, y sus dos hijos con ella.

Éxodo 18:2 y 6

sábado, 1 de abril de 2017

LOS DIEZ MANDAMIENTOS

                                         LOS DIEZ MANDAMIENTOS

El hombre desde su inicio fue condicionado a obedecer a su creador. El Primer Mandamiento que Dios dio al hombre fue muy sencillo…No comerás del árbol, de la ciencia del bien y del mal, el realizar esta acción les traería seguridad y bienestar, la acción sería vivir en un constate no comerás del árbol, la desobediencia al mandato traería una reacción…porque el día que de él comieres ciertamente morirás, fue un mandamiento sencillo, sin incisos, clausulas o letras pequeñas, el mandamiento quedaba claro, no ocupaba una interpretación especial, solo se requería obedecer.

   Si el hombre no hubiera comido del Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal, hubiera permanecido en un estado de amor hacia Dios y hacia su prójimo, el hombre estaría demostrando su amor hacia Dios al estar rechazando constantemente el deseo de querer comer del Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal, la prohibición no quedó sin una alternativa, ya que tendría cientos o miles de árboles de los cuales comer. 

  
   Dios le dio al hombre el libre albedrio entre escoger obedecer o desobedecer, fue creado libre, no tenía ningún tipo de limitación, podía hacer lo que quisiera, incluso comer del árbol de la ciencia del bien y del mal, eso sería lo único que le traería consecuencias, era completamente libre, nadie podría haberlo esclavizado a no ser que comiera del árbol por su propia voluntad, ni aun el diablo lo obligó sólo le hizo sugerencias y observaciones torcidas.

   Es sumamente interesante como el hombre después de comer del árbol de la ciencia del bien y del mal, se activó el mal en él; La culpabilidad que él tenía la quiso pasar a alguien más, en este caso a Eva, y después a Dios cuando dijo: La mujer que tú me diste. No se quiso hacer responsable de la consecuencia a su desobediencia, de la misma manera lo hizo Eva al decir: La Serpiente me engañó. Al ser Dios el creador de la serpiente, Eva lo hacía culpable por haberla creado.

   Después de la desobediencia del hombre, Dios le abre una puerta por la cual pudiera regresar a su presencia a ese estado de seguridad y amor; aquél que había sido el causante de la desobediencia del hombre recibe una advertencia: Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar. Génesis 3:15
   La simiente de la mujer seria el camino a seguir para poder entrar de regreso por dicha puerta, lo que se hiciera por restaurar al hombre en ese inter sería provisional, ya que la restauración total de la humanidad caída la traería la simiente de la mujer, que es Cristo.

   La promesa de Dios de restituir a la humanidad lo que había perdido tuvo su inicio en uno de los hombres que en ese tiempo temían a Dios, Abraham fue llamado a ser el depositario de dicha promesa:

 Génesis 12:1 El Señor le dijo a Abram: «Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré.
»Haré de ti una nación grande,
    y te bendeciré;
haré famoso tu nombre,
    y serás una bendición.
Bendeciré a los que te bendigan
    y maldeciré a los que te maldigan;
¡Por medio de ti serán bendecidas
    todas las familias de la tierra!»

    Cuando Dios llamó a cuentas a Adán y a Eva por haber desobedecido su mandamiento al comer del Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal, maldijo a la Serpiente, maldijo a Eva, maldijo la Tierra y maldijo a Adán y; la maldición de la muerte pasó a toda su descendencia, dicha maldición sería revocada en la descendencia de Abraham: ¡Por medio de ti serán bendecidas
    todas las familias de la tierra!
Las palabras de maldición serian cambiadas por palabras de bendición.

 La promesa de bendición para la humanidad comenzó en la obediencia de un hombre, el cual sería conocido como “El Padre de la fe” por ende sus hijos serían Hijos de fe ya que serían instruidos en fe.

   Génesis 18:19 Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él.


   Isaac también recibe una promesa de parte de Dios 24 Esa noche se le apareció el Señor, y le dijo:
«Yo soy el Dios de tu padre Abraham.
No temas, que yo estoy contigo.
Por amor a mi siervo Abraham,
te bendeciré y multiplicaré tu descendencia.»

A Jacob también le hace la promesa13 En el sueño, el Señor estaba de pie junto a él y le decía: «Yo soy el Señor, el Dios de tu abuelo Abraham y de tu padre Isaac. A ti y a tu descendencia les daré la tierra sobre la que estás acostado. 14 Tu descendencia será tan numerosa como el polvo de la tierra. Te extenderás de norte a sur, y de oriente a occidente, y todas las familias de la tierra serán bendecidas por medio de ti y de tu descendencia. 15 Yo estoy contigo. Te protegeré por dondequiera que vayas, y te traeré de vuelta a esta tierra. No te abandonaré hasta cumplir con todo lo que te he prometido.»

A Judá también se le hace “una promesa profética”

Judá, te alabarán tus hermanos;
Tu mano en la cerviz de tus enemigos;
Los hijos de tu padre se inclinarán a ti.
Cachorro de león, Judá;
De la presa subiste, hijo mío.
Se encorvó, se echó como león,
Así como león viejo: ¿quién lo despertará?
10 No será quitado el cetro de Judá,
Ni el legislador de entre sus pies,
Hasta que venga Siloh;
Y a él se congregarán los pueblos.
11 Atando a la vid su pollino,
Y a la cepa el hijo de su asna,
Lavó en el vino su vestido,
Y en la sangre de uvas su manto.
12 Sus ojos, rojos del vino,
Y sus dientes blancos de la leche.

Antes de iniciar el proceso de redención para la humanidad, Dios haría un pacto con una persona en particular, Abraham, Isaac, y Jacob, después lo haría con la descendencia de Jacob, el pueblo de Israel, Israel sería el prisma que encargaría de refractar la luz de Dios hacia el resto de las naciones; la tarea del pueblo de Israel no era únicamente ser un pueblo santo, sino uno que fuera capaz de ser ejemplo para ser imitado por el resto de las naciones.


   Dios debería de ser exclusivo del pueblo de Israel, ellos solo deberían servir y adorar a Dios, pero, Dios no excluía al resto de los pueblos, cualquier pueblo que decidiera temer a Dios no sería rechazado por Dios. Existieron hombres que eran temerosos de Dios
  

Llegado el momento de que el pueblo de Israel se convirtiera en ese pueblo escogido, obediente, especial tesoro, Dios los saca de la esclavitud de Egipto y los lleva a una Tierra que fluye leche y miel, no sin antes darles los Mandamientos con los cuales se regirían en ese lugar tan especial.


Los diez mandamientos eran por demás sencillos de cumplir, con observaciones bastante simples:

  1- Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.
¿Quién no amaría a un Dios que le da la libertad de una esclavitud mortal, y aun los pone en un lugar donde fluye la leche y la miel?

  2- No te harás dioses delante de mí.

¿Para qué hacer un dios inanimado que no puede resolver sus problemas?


   3- No pronuncies el nombre del Señor tu Dios en vano.
¿Para qué nombrar o llamar a Dios cuando Él todo lo ve?
 

4-  Guardarás el día de reposo  para santificarlo, como Jehová tu Dios te ha mandado.
¿Cómo no guardar un solo día para adorar, agradecer al que le da todo?


 
 5-Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da.
¿Cómo no honrar a Dios honrando a los padres que les dio la vida?

¿Cómo no cumplir con el resto de los Mandamientos cuando estaban cumpliendo con los primeros cinco Mandamientos?




Los Diez Mandamientos estaban basados en 2 vertientes, hacia Dios y hacia el prójimo; es realmente interesante ver que el bienestar del hombre depende de estar bien con Dios y con el prójimo.

      Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente…Este es el primero y grande mandamiento…Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo…D
e estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.   Mateo 22:37-40

   Inicialmente los diez Mandamientos eran muy básicos en su expresión, sobre todo aquellos que tenían que ver con el prójimo, exceptuando el 10 que es un poco más definido.

  1- Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

  2- No te harás dioses delante de mí.

  3- No pronuncies el nombre del Señor tu Dios en vano
.

  4-
  Guardarás el día de reposo  para santificarlo, como Jehová tu Dios te ha mandado

   
  
5-Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da.

  
6-No matarás.
  

   7-
No cometerás adulterio

  
 
8-No hurtarás.

 
  
9-No dirás falso testimonio contra tu prójimo.

   10- No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

   El hombre ha sido muy astuto utilizando el conocimiento del bien y del mal, y ha querido engañar a Dios, el problema es que se engaña así mismo, ya que Dios no puede ser burlado. 
  
    En los 400 años de silencio, en los cuales no hubo un profeta que a través de él se escuchara la voz de Dios al decir: ¡¡Palabra de Jehová!! Los líderes del pueblo de Israel a los cuales se les conoce como “los ancianos” adecuaron las Ordenanzas y Mandamientos de Dios de tal manera que según ellos pudieran cumplir sin quebrantarlos, aun cuando se hicieran cosas que fueran en contra del mandamiento, para cuando se da el inicio del Nuevo Testamento todo ya era ley que se debía cumplir.

   En el inicio del ministerio de Jesús tuvo que enfrentarse a dichas tradiciones, las cuales eran completamente humanas y ajenas al corazón de Dios. Siendo estas una de las causas de la crucifixión de Jesús.
      Entonces se acercaron a Jesús ciertos escribas y fariseos de Jerusalén, diciendo:¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan…Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? Mateo 15:1-3

   Después de los 400 años de silencio por fin se escucha la voz de Dios por medio de un profeta: ¡¡Vuélvanse a Dios!!
Es interesante como introduce Mateo en su evangelio a Juan en el inicio de su ministerio: ¡Vuélvanse a Dios!
 En aquellos días se presentó Juan el Bautista predicando en el desierto de JudeaDecía:
«Vuélvanse a Dios, porque el reino de los cielos está cerca.»
  Juan era aquel de quien había escrito el profeta Isaías:
                                     «Voz de uno que grita en el desierto:
                                      “Preparen el camino para el Señor,
                                              háganle sendas derechas.” »
  Mateo 3:1-3


    Aun cuando Dios estuvo con el pueblo de Israel, antes de los 400 años de silencio, en sus contantes mensajes de amor hacia ellos, nunca permanecieron en Él, entonces es de esperarse que en los 400 años de silencio se perdieran sin la dirección de Dios, por tal razón Juan el bautista les hace la indicación: ¡Vuélvanse a Dios! El problema principal que los líderes del pueblo de Dios tenían era que según ellos estaban bien delante de Dios e iban en la dirección correcta. La interpretación de las Escrituras quedó en manos de hombres que estaban alejados de Dios, se dirigían en sentido opuesto a Dios, por eso Juan el bautista les dijo: Vuélvanse a Dios.


 
Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios   Isaías 40:3

   La voz que había sido profetizada por Isaías la cual clamaría en el desierto, se escuchó previamente a la aparición pública de Jesús; Según lo profetizado por Isaías, Juan prepararía el Camino a Jehová, pero, aparece Jesús. El inicio de su ministerio lo empezó diciendo:

         
 El tiempo se ha cumplido (Génesis 3:15, Gálatas 4:4), y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio. Marcos 1:15

   Dios había llegado como Hombre a redimir al hombre que había caído en el Huerto del Edén y se presenta como el que había de dar cumplimiento a todo lo que se profetizó sobre Él; Por eso dijo:


     
No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Mateo 5:17

   Es interesante lo que Jesús le dice a su audiencia momentos antes de empezar a decir sus Mandamientos,
No penséis que he venido para abrogar.

     La definición de abrogar es muy interesante: Suspender o dejar sin vigor una ley o una costumbre mediante una disposición legal.

   El abrogar la ley o los profetas no era el propósito de Jesús al venir a este mundo, sino el cumplir la ley y las profecías que hablaban de él; El problema de interpretación en este verso en particular tiene que ver con la semántica de la palabra: Cumplir.
  
Cuando Jesús dijo que había venido para cumplir, no se refería a que venía a cumplir con las reglas, sino que venía a dar cumplimiento al plazo establecido; Pablo lo explica claramente cuando dice: Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley. Gálatas 4:4
   Aquella advertencia dada a la Serpiente estando en el huerto de que sería derrotada, tuvo su inicio en un pesebre en Belén y su cumplimiento en la tumba de José de Arimatea
cuando Jesús resucitó de la muerte.


El propósito de la ley

 

19 Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por medio de ángeles en mano de un mediador.
20 Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno.
21 ¿Luego la ley es contraria a las promesas de Dios? En ninguna manera; porque si la ley dada pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley.
22 Mas la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa que es por la fe en Jesucristo fuese dada a los creyentes.
23 Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada.
24 De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe.
25 Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo,
26 pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús;
27 porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.
28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

martes, 28 de marzo de 2017

EL TEMPLO DE DIOS

 EL NOMBRE DE DIOS EN SU TEMPLO


Lucas 3:21 Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús fue bautizado; y orando, EL CIELO SE ABRIÓ,
22 y descendió el Espíritu Santo sobre él EN FORMA CORPORAL, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; EN TÍ TENGO COMPLACENCIA.
***_________Este suceso marcó el cumplimiento de una profecia, la cual no dejaría lugar a dudas quien era Jesús ¿Hijo de Dios? ¿Hijo del Hombre? ¿Dios mísmo?_________***
2 Samuel 7:13 El edificará CASA A MI NOMBRE, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino.
14 Yo le seré a él padre, Y ÉL ME SERÁ A MÍ HIJO. Y si él hiciere mal, yo le castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres;
16 Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, Y TU TRONO SERÁ ESTABLE ETERNAMENTE.
***________El Término HIJO DE DIOS, no existe antes de este suceso en el cual Dios le promente a David un HIJO.
*- Muchos creen que el Término Hijo de Dios se menciona desde Génesis, pero en realidad no es así.
*- Después de que Dios le hace la promesa a David de que tendría un hijo el cual sería reconocido como HIJO DE DIOS, cada hijo de David que llegaba al trono era reconocido como HIJO DE DIOS.
*- Cada uno de los hijos de David que llegaban al trono se corrompian...y morían, así que su reino NO ERA ESTABLE. Salomón pensó que en él se cumpliría la promesa hecha por Dios a David______***
2 Crónicas 6:10 »PUES BIÉN JEHOVÁ HA CUMPLIDO SU PROMESA: me levanté yo en lugar de David, mi padre, y me he sentado en el trono de Israel, como Jehová había dicho, y he edificado una Casa al nombre de Jehová, Dios de Israel.
2 Crónicas 7:12 Entonces apareció Jehová a Salomón de noche y le dijo: «Yo he oído tu oración,Y HE ELEGIDO PARA MI ÉSTE LUGAR (**COMO CASA DE SACRIFICIO**).
2 Crónicas 7:17 Y SI TÚ ANDAS DELANTE DE MI como anduvo tu padre David, haces todas las cosas que yo te he mandado, y guardas mis estatutos y mis decretos, 18 YO CONFIRMARÉ EL TRONO DE TU REINO, COMO PACTÉ CON DAVID, tu padre.
***________OBVIAMENTE SALOMÓN NO CUMPLIÓ________***
*- Tanto el término de HIJO DE DIOS como el de HIJO DE HOMBRE tienen raíces en la promesa hecha por Dios a David.
*- Él edificará CASA A MI NOMBRE, es obvio que la casa que edificaría el HIJO DE DIOS, no sería hecha de materiales corruptibles
*- Jesús era el HIJO DE DIOS...EL HIJO DEL HOMBRE, y esa confirmación se da en su bautismo cuando se escucha la voz del Cielo que dice: Tú eres mi Hijo amado; EN TÍ TENGO COMPLACENCIA. Lucas 3:22
*- La confirmación que reconoce a Jesús como el HIJO DE DIOS, fue el momento en que el ESPÍRITU SANTO descendió en (_FORMA_) CORPORAL...VISIBLEMENTE________***
Juan 1:33 Y yo no le conocía; pero EL QUE ME ENVIÓ a bautizar con agua, aquél ME DIJO: SOBRE QUIEN VEAS descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo.
34Y YO LE VÍ, y he dado testimonio de que ÉSTE ES EL HIJO DE DIOS.
***_____La manifestación VISIBLE, CORPORAL del ESPÍRITU SANTO, era el momento de la UNCIÓN del HIJO DE DIOS, así como los reyes anteriores a Jesús fueron UNGIDOS en señal de reconocimeinto y aceptación como reyes, PERO...con nadie de los reyes anteriores a Jesús se escucho la voz de Dios DICIENDO: ESTE ES MI HIJO AMADO EN EL CUAL TENGO COMPLACENCIA.
Una vez reconocido a Jesús como el HIJO DE DIOS, sería el CONSTRUCTOR DE LA CASA EN LA CUAL ESTARÍA EL NOMBRE DE DIOS. 2 Samuel 7:13.______***
Juan 2:19 Respondió Jesús y les dijo: DESTRUID ESTE TEMPLO, y en tres días lo levantaré.
20 Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás?
21 MÁS ÉL HABLABA DEL TEMPLO DE SU CUERPO.
22 Por tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron la Escritura y la palabra que Jesús había dicho.
***______EN EL CUERPO DE JESÚS SE ENCONTRABA EL NOMBRE DE DIOS______***
Lucas 1:31 Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS.
32 Este será grande,Y SERÁ LLAMADO HIJO DEL ALTÍSIMO; y el Señor Dios le dará EL TRONO DE DAVID su padre;
33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, Y SU REINO NO TENDRÁ FIN.
Juan 5:43 YO HE VENIDO EN NOMBRE DE MI PADRE, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis.

martes, 18 de octubre de 2016

EL PERDÓN

                                LAS PALABRAS DE UN PADRE

   El valor de las palabras ¿Qué tan importante es cuidar lo que decimos?
Existen dichos sobre las palabras, uno de tantos es: “Las Palabras se la lleva el viento” Pero, que tan verdadero es este dicho ¿Cuántas personas han quedado frustradas, resentidas, u odiando a alguien por haber escuchado unas palabras inadecuadas?

   El amor de un padre hacia su hijo preferido fue sobrepasado por una declaración hecha a favor de otro hijo no tan predilecto.


 Génesis 49:
Judá, te alabarán tus hermanos;
Tu mano en la cerviz de tus enemigos;
Los hijos de tu padre se inclinarán a ti.
Cachorro de león, Judá;
De la presa subiste, hijo mío.
Se encorvó, se echó como león,
Así como león viejo: ¿quién lo despertará?
10 No será quitado el cetro de Judá,
Ni el legislador de entre sus pies,
Hasta que venga Siloh;
Y a él se congregarán los pueblos.
11 Atando a la vid su pollino,
Y a la cepa el hijo de su asna,
Lavó en el vino su vestido,
Y en la sangre de uvas su manto.
12 Sus ojos, rojos del vino,
Y sus dientes blancos de la leche.


   No podemos saber qué es lo que estaba pasando por la mente de Jacob en el momento de estar diciendo estas palabras, pero, si podemos saber que en  su mente y corazón estaba el dar la mejor bendición a José, tal como lo podemos ver más adelante.


22 
Rama fructífera es José,
Rama fructífera junto a una fuente,
Cuyos vástagos se extienden sobre el muro.
23 Le causaron amargura,
Le asaetearon,
Y le aborrecieron los arqueros;
24 Más su arco se mantuvo poderoso,
Y los brazos de sus manos se fortalecieron
Por las manos del Fuerte de Jacob
(Por el nombre del Pastor, la Roca de Israel),
25 Por el Dios de tu padre, el cual te ayudará,
Por el Dios Omnipotente, el cual te bendecirá
Con bendiciones de los cielos de arriba,
Con bendiciones del abismo que está abajo,
Con bendiciones de los pechos y del vientre.
26 Las bendiciones de tu padre
Fueron mayores que las bendiciones de mis progenitores
;
Hasta el término de los collados eternos
Serán sobre la cabeza de José,
Y sobre la frente del que fue apartado de entre sus hermanos.


   Rubén fue el primogénito de Jacob ya que era hijo de su primera esposa Lea, el que tenía derecho a la bendición de primogenitura, pero, como deshonro a su padre dejó de ser el primogénito.
 

Impetuoso como las aguas, no serás el principal,
Por cuanto subiste al lecho de tu padre;
Entonces te envileciste, subiendo a mi estrado.

   Después de que Rubén perdiera su lugar como primogénito, el lugar pasó a José ya que era el “Segundo primogénito”, puesto que era hijo de su segunda esposa, Raquel; por esta razón Jacob bendice a José de tal manera ya que amaba profundamente a Raquel.
   Existen dos razones importantes para que Judá y José estuvieran en la mente y corazón de Jacob al dar esa bendición tan diferente a la bendición que dio al resto de sus hijos, en primer lugar José era su favorito por ser hijo de su amada esposa, y en segundo lugar Judá fue el que se ofreció como redentor del segundo hijo de su amada esposa.

Génesis 44:33 
Por eso, permita usted que yo me quede como esclavo suyo en lugar de mi hermano menor, y que él regrese con sus hermanos.
 34 ¿Cómo podré volver junto a mi padre si mi hermano menor no está conmigo? ¡No soy capaz de ver la desgracia que le sobrevendrá a mi padre!

Génesis 37:26 Entonces Judá dijo a sus hermanos: ¿Qué provecho hay en que matemos a nuestro hermano y encubramos su muerte?


   La bendición dada por Jacob a Judá fue alterada por Dios, aún cuando Jacob quiso bendecir a José más que al resto de sus hijos ¿Cuál fue la razón? Dios ve hasta lo más profundo del corazón humano.

Génesis 39:9 No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?
    Aún cuando José demostró que temía a Dios al rechazar a la esposa de Potifar, aún no había perdonado a sus hermanos; José fue bendecido por Dios a lo largo de su exilio, Dios le demostró que estaba con él, cada tarea que desempeñaba era bendecida por Dios. Estando en la cárcel fue puesto al mando del resto de los presos, estando allí Dios le dio el don de la interpretación de sueños, primero con el copero, y con el panadero del faraón; segundo con el mismo faraón, y es allí donde empieza la bendición ya que a causa de la interpretación de esos sueños es puesto como el segundo hombre más poderoso de la tierra.

   Cualquiera puede pensar que el fin de una tragedia como la de ser vendido y separado de su padre puede terminar con llegar a ser el segundo hombre más poderoso de la tierra, José tenía 9 años como el segundo señor de Egipto, José tuvo tiempo para reflexionar que aún cuando sus hermanos lo habían vendido por envidia, Dios lo había mandado hasta ese lugar para salvar muchas vidas.
   Cuando sus hermanos llegan a Egipto no se da a conocer a ellos y no les dice: Hermanos míos, como me da gusto verlos; ustedes y yo pensamos que me hacían un mal al venderme a los Ismaelitas, pero en realidad Dios tenía un plan para salvarnos ¿Cómo está nuestro padre y Benjamín? ¿Recuerdan los sueños que tuve? Eran una revelación de Dios de lo que llegaría a ser, pero no se  preocupen, he entendido que todo era de parte de Dios.  

    Génesis 45:4
Yo soy José, el hermano de ustedes, a quien vendieron a Egipto.
 Pero ahora, por favor no se aflijan más ni se reprochen el haberme vendido, pues en realidad fue Dios quien me mandó delante de ustedes para salvar vidas. Esto es lo que José debió haber dicho a sus hermanos desde el inicio.

   El perdón, ¿Qué tan importante es perdonar? Dios le ha dado al hombre la oportunidad de ser perdonado desde el mismo momento de su caída, Dios es amor, no cambia. Cuando José dejó de lado este punto tan importante, dejó pasar la oportunidad de ser el siguiente en la línea de salvación para la humanidad; Abraham, Isaac, Jacob…José fue quitado de esa línea salvífica por no haber perdonado a sus hermanos.

Muchos han dicho que José pone a prueba a sus hermanos cuando ellos llegan a Egipto ¿Habían cambiado o seguían siendo aquellos hermanos envidiosos? Jacob amó entrañablemente a Raquel, más que a Lea y obviamente a sus concubinas, de la misma manera amó más a José y Benjamín más que al resto de sus hijos sólo por ser hijos de Raquel ¿Cómo saber si seguían siendo los mismos hombres?  Eso era algo que le correspondía a Dios, José puso a prueba a sus hermanos, pero, en realidad Dios puso a prueba a José para ver si los había perdonado.

   José experimentó una sensación de rencor bastante fuerte al ver a sus hermanos ya que aún cuando los reconoció los trató como espías, el miedo que ellos podían haber sentido por ser considerados espías era grande ya que un espía merecía la muerte; durante el proceso de “prueba” por el cual los pasó José manifiesta su resentimiento al no darse a conocer a ellos; no es sino hasta que llega Benjamín que es  30 Conmovido por la presencia de su hermano, y no pudiendo contener el llanto, José salió de prisa. Entró en su habitación, y allí se echó a llorar desconsoladamente. 31 Después se lavó la cara y, ya más calmado, salió y ordenó: ¡Sirvan la comida!
 José no se conmovió tanto con sus hermanos como con Benjamín, porque Benjamín era su hermano de padre y madre  29 José miró a su alrededor y, al ver a Benjamín, su hermano de padre y madre. El trato que le da a Benjamín es por encima del resto de sus hermanos, era evidente que le interesaba más que el resto, cuando les da alimento a Benjamín le da cinco veces más, posiblemente quería ver si sus hermanos aun eran envidiosos porque Benjamín recibiera mejor trato y le hacían lo mismo o lo dejaban de prisionero en Egipto.

 
   José sacó de su corazón aquel rencor con lo que había vivido todos aquellos años de esclavitud y aún los 9 años de ser segundo señor en Egipto; la falta de perdón en el corazón humano lo hace reaccionar de formas que en otras circunstancias jamás haría, José llegó a decir que él era un adivino, haciendo referencia a la interpretación de sueños que había realizado 16 —No soy yo quien puede hacerlo —respondió José—, sino que es Dios quien le dará al faraón una respuesta favorable.
   José reconoce que es Dios el que daba la revelación del sueño. En ese momento José estaba en una condición de esclavo, pero, cuando 15  José les dijo: ¿Qué manera de portarse es ésta? ¿Acaso no saben que un hombre como yo puede adivinar? Su condición era de señor, y él se aprovecha para hacerles pagar lo que habían hecho con él.

   Judá en cambio sacó de su corazón el arrepentimiento por haber vendido a su hermano hacia todos esos años; Judá estaba sufriendo hasta ese momento por lo que había hecho con José y el dolor que le había causado a su padre, y tomo la decisión de tomar el lugar de Benjamín y redimirlo de cualquier culpa aún a costa de su vida o libertad.

   Dios miró el corazón de José y el corazón de Judá en esas circunstancias e inclinó su favor hacia Judá, por tal razón Jacob bendijo a Judá más que a su hijo predilecto, aún cuando quiso dar la mejor bendición a José, ya se le había dado a Judá.


 
Génesis 49:8

Judá, te alabarán tus hermanos;

Tu mano en la cerviz de tus enemigos;
Los hijos de tu padre se inclinarán a ti.
Cachorro de león, Judá;
De la presa subiste, hijo mío.
Se encorvó, se echó como león,
Así como león viejo: ¿quién lo despertará?
10 No será quitado el cetro de Judá,
Ni el legislador de entre sus pies,
Hasta que venga Siloh;
Y a él se congregarán los pueblos.
11 Atando a la vid su pollino,
Y a la cepa el hijo de su asna,
Lavó en el vino su vestido,
Y en la sangre de uvas su manto.
12 Sus ojos, rojos del vino,
Y sus dientes blancos de la leche.


jueves, 8 de septiembre de 2016

Historia de la Creación

¿CÓMO LLEGAMOS A CONOCER LA HISTORIA DE LA CREACIÓN?
¿Cuántas veces hemos escuchado decir: Quién escribió la Bíblia ó quién pudo saber lo que pasó antes de que el hombre fuera creado?
Dice la Ciencia Moderna que nuestro universo inició hace apróximadamente 13 835 millones de años; La Bíblia nos da el dato apróximado de 5 955 años; 45 años más y se cumplirán 6000 años de la creación del hombre.
Es interesánte saber que el Físico-Matemático Sir Isaac Newtón decia que para el año 2060 llegaría el FIN DEL MUNDO, coincidentemente son las cifras que arrojan la palabra de Dios, muy posiblemente Newtón estudió los tiempos de la Bíblia a coniencia y llegó a esta conjetura.
¿Cómo fue escrita la Bíblia? Ésta pregunta nos ha traído dilémas y hemos dado un sinfín de respuestas, posiblemente existan explicaciones más documentadas con ciertas partes de la Biblia, la parte más controversial es el relato de la creación; he aquí una posible respuesta.
Es difícil entender o creer como fue pasando de una generación a otra LA HISTORIA DE LA CREACIÓN; normalmente creemos que todo talcual como es hoy en día ha sido siempre, Ejemplo: No creemos posible que el hombre viviera mas de 100 años ¿Qué dice la Bíblia al respecto?
El hombre fue diseñado para que viviera eternamente, desde el planeta donde iba a vivir hasta cuánto iba a vivir, el Árbol de la Vida era parte del alimento que proveería al hombre de eternidad Génesis 3:22
    
Conocemos la historia, Adán peca, es sacado del Huerto que se encontraba al oriente de Edén, y por ende pierde la eternidad ya que no comería más del Árbol de la Vida, aún así Adán vive 930 años, Noé vivió 950 años, Jared 962, Matusalén 969 años, solo por mensionar algunos, éstos fueron hombres antediluvianos, exceptuando a Noé que vivió antes y después del diluvio ¿Por qué vivieron tantos años? Ésta también nos ha hecho dar un sinnumero de respuestas, como dije antes, Dios creó al planeta y al hombre para la eternidad, las condiciones atmosféricas eran MUY distintas a las actuales; Después del DILUVIO la edad del hombre empezó a fluctuar desde los 600 años que vivió Sem hasta los 175 años que vivó Abraham
Los nombres mencionados anteriormente son la clave para explicar cómo es que la HISTORIA DE LA CREACIÓN llegó a nuestos tiempos; Para hacerlo más práctico de explicar lo haré tomando ejemplos actuales ¿Quién no ha conocido por lo menos a su abuelo? Es difícil que hoy en día no se conozca a los abuelos y en algunos casos hasta al bisabuelo.
Podémos conocer la historia de nuestras familias porque en algunos casos, no solo la hemos escuchado de nuestros padres, sino que aún lo hemos escuchado de nuestros abuelos. Algo muy similar sucedió con al HISTORIA DE LA CREACIÓN
GENEALOGÍA CRONOLÓGICA
    Digámoslo de ésta manera; Dios le cuenta LA HISTORIA DE LA CREACIÓN a Adán, Adán le cuenta la historia a Lamec, padre de Noé, ya que Adán tenía 874 cuando nace Lamec, y Lamec tenia 56 años cuando muere Adán. Lamec se convierte en "Hijo" de Adán y Noé se convierte en "nieto".
Noé "cuenta" la historia del Génesis a Abraham ya que cuando nace Abraham, Noé tiene 890 años y cuando muere Noé, Abraham tiene 60 años de vida, y así Abraham se convierte en "Hijo" de Noé y "bisnieto" de Adán. Desde la Creación hasta la muerte de Noé habían pasado apoximadamente 2006 años
La historia del Génesis fue pasando de generación en generación y es muy probable que Adán contara la historia a las 8 generaciones que conoció, y Noé contara la historia a las 10 generaciones que conoció, así pasó oralmente la HISTORIA DE LA CREACIÓN hasta que Moisés DOCUMENTA...LA HISTORIA DE LA CREACIÓN.

domingo, 4 de enero de 2015

Jesús, María y José


                          LAS DOS GENEALOGIAS

Muchas veces nos hemos preguntado sobre las dos genealogías de Jesús y de las variantes que vienen en ellas, han existido diferentes opiniones sobre éste particular, más todo tiene una explicación.
   La interrogante con referencia a las dos genealogías que conocemos de Mateo 1:1-17 y de Lucas 3:23-38, son visibles cuando analizamos las genealogías y nos damos cuenta que existe una divergencia en un punto, a partir de David, y en ambas terminan con José ; En la genealogía de Mateo el hijo de David es Salomón, y en la genealogía de Lucas el hijo de David es Natán; Lucas en su afán de poner en orden las “cosas” hace indagaciones mucho más profundas que las hechas por Mateo, con el propósito de dejar en claro que la genealogía que él estaba redactando pertenecía a José como descendiente directo del Rey David, y que la genealogía de Mateo pertenece a María.
   En primer lugar hay que entender el por qué se documentan las genealogías en los evangelios de Mateo y Lucas.
   El Evangelio o Nuevas de salvación tenían dos diferentes propósitos, y el propósito principal era dar salvación a la humanidad, y en segundo lugar era restaurar el Reino prometido a David, ambos sucesos tendrían un proceso diferente, en cuestión de prioridades, la salvación de la humanidad estaba por encima de la restauración del reino de David; Entonces, si la salvación era lo más importante tendría que hacer la obra redentora en primer lugar, y como para que se pudiera cumplir dicha misión, se requería del derramamiento de sangre de Jesús.
   El establecimiento del reino de David requería un Rey y si Jesús era reconocido como tal, jamás hubieran dado muerte a su Rey.
   La autentificación de Jesús como sucesor de David dependía de las genealogías; Ahora, no únicamente tenía importancia que fuera descendiente de David, sino que fuera reconocido por Dios mismo como su Hijo.
Y la confirmación es hecha por Dios mismo al decir:
   *Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia Mateo 3:17

  
El Mesías tendría que ser descendiente de David ya que esa fue la promesa de Dios para él.

   Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmare su reino 2 Samuel 7:12

  
Dios prometió esa Buena Noticia hace tiempo por medio de sus profetas en las sagradas Escrituras. 3 La Buena Noticia trata de su Hijo. En su vida terrenal, él fue descendiente del rey David, 4 y quedó demostrado que era[a] el Hijo de Dios cuando fue resucitado de los muertos mediante el poder del Espíritu Santo.  Romanos 1:2-4


Tal promesa debía cumplirse porque fue hecha por Dios. Entonces, la única forma de que se cumpliera tal promesa era que un descendiente de David según la línea de sangre fuera el “Padre directo” y como José no era padre biológico del Mesías, entonces María debía ser del linaje de David.

   El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser (Éxodo 3:15 hayah: Ser) que nacerá, será llamado Hijo de Dios. Lucas 1:35
   Y aconteció que cuando Elisabeth oyó el saludo de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabeth fue llena del Espíritu Santo, 42 y exclamó a gran voz y dijo: ¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! 43 ¿Por qué  se me concede esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí? Lucas 1:43
   Bendito el Señor Dios de Israel, que ha visitado y redimido a su pueblo, Y nos levantó un poderoso Salvador En la casa de David su siervo. Lucas 1:68-69
   Analizando la genealogía de Lucas nos damos cuenta que existen cuatro personas con el nombre de José, con base en este detalle podemos afirmar que efectivamente José pertenece a ésta genealogía ya que se le daba mucha importancia al hecho poner nombres de ancestros.

   Pero respondiendo su madre dijo: No; se llamara Juan. Le dijeron: ¿Por qué? No hay nadie en tu parentela que se llame con ese nombre.   Lucas 1:60-61

 Cuando le recuerdan que en su parentela no existe nadie con el nombre de Juan, nos podemos dar cuenta que efectivamente la genealogía de Lucas no pertenece a María, ya que María y Elisabet eran parientes No hay nadie en tu parentela que se llame con ese nombre Y he aquí tu parienta Elisabet…la que llamaban estéril  Lucas 1:36.
 Esto es indicativo de la importancia que se le daba a las genealogías.
   
    Y fue llamado por el nombre de ellas  Esdras 2:61; Estos buscaron sus registros de genealogías, y no se halló y fueron excluidos del sacerdocio Nehemías 7:63-64 (Abías)
    Es interesante datar que la genealogía de Mateo menciona a cinco mujeres, y cuatro de ellas eran mujeres que habían pasado por algún conflicto; En el caso de Tamar, actuó  de una manera errada al actuar como una ramera y así ella  le dio hijos a su suegro Judá, Farez y Zera; ¿Rahab…Em.? Rut era moabita; Betsabé fue la mujer de Urías con la que adulteró David. María fue la única de las mujeres que aparecen en esta genealogía que no hizo algún tipo de falta o pecado.

 Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos. Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!    Gálatas 4:4-6
   Lucas hace una investigación diligente y con orden desde su origen; algunos ya habían intentado documentar los acontecimientos que se dieron en torno a la venida del “Cristo” a la tierra y Lucas tomó una referencia e indaga con más profundidad  con el fin de aclarar dichos eventos.
 Hacia relativamente poco que se había llevado a cabo el empadronamiento promulgado por Augusto César y esto hizo más fácil documentar con más detalles las genealogías, tanto la de Mateo y la de Lucas.
   La venida del Mesías era conocida y ansiosamente esperada por el pueblo de Israel, era de todos sabido que el Mesías sería descendiente del Rey David
   * ¿Será este “aquel” Hijo de David? Mateo 12:23 
   * ¡¡Hosanna al Hijo de David!!    Mateo 21:15
   *¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: De David  Mateo 22:42
   Esta afirmación es avalada por el ángel Gabriel cuando se presenta ante la virgen María y le dice:
   *Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre.   Lucas 1:32
  

A Adán y a Eva se les promete un descendiente  que será vencedor del maligno Génesis 3:15;  A Abraham se le promete un descendiente en el que serán benditas todas las familias de la tierra.

Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra
. Génesis 12:3; A David se le promete un descendiente que reinara eternamente.
2 Samuel 7:16

En la genealogía de Mateo vine la lista de los reyes sucesores del Rey David y en Jesús se cumple la promesa hecha a David cuando dijo: El cual procederá de tus entrañas 2 Samuel 7:12 Esta afirmación no deja lugar a dudas para saber cuál es la genealogía de María, ya que aunque José también era de la descendencia de David, no engendró a Jesús y tenía que cumplirse este requisito: Procederá de tus entrañas. Era linaje de David SEGÚN la carne…declarado Hijo de Dios Romanos 1:3-4



Genealogía de Jesucristo (Mateo)

Tabla genealógica de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham:
Abraham fue el padre de Isaac;
Isaac, padre de Jacob;
Jacob, padre de Judá y de sus hermanos;
Judá, padre de Fares y de Zera, cuya madre fue Tamar;
Fares, padre de Jezrón;
Jezrón, padre de Aram;
Aram, padre de Aminadab;
Aminadab, padre de Naasón;
Naasón, padre de Salmón;
Salmón, padre de Booz, cuya madre fue Rajab;
Booz, padre de Obed, cuya madre fue Rut;
Obed, padre de Isaí;
e Isaí, padre del rey David.
David fue el padre de Salomón, cuya madre (Betsabé) había sido la esposa de Urías;
Salomón, padre de Roboán;
Roboán, padre de Abías;
Abías, padre de Asá;
Asá, padre de Josafat;
Josafat, padre de Jorán;
Jorán, padre de Uzías;
Uzías, padre de Jotán;
Jotán, padre de Acaz;
Acaz, padre de Ezequías;
10 Ezequías, padre de Manasés;
Manasés, padre de Amón;
Amón, padre de Josías;
11 y Josías, padre de Jeconías y de sus hermanos en tiempos de la deportación a Babilonia.
12 Después de la deportación a Babilonia,
Jeconías fue el padre de Salatiel;
Salatiel, padre de Zorobabel;
13 Zorobabel, padre de Abiud;
Abiud, padre de Eliaquín;
Eliaquín, padre de Azor;
14 Azor, padre de Sadoc;
Sadoc, padre de Aquín;
Aquín, padre de Eliud;
15 Eliud, padre de Eleazar;
Eleazar, padre de Matán;
Matán, padre de Jacob;
16 y Jacob fue padre de José, que fue el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo.
17 Así que hubo en total catorce generaciones desde Abraham hasta David, catorce desde David hasta la deportación a Babilonia, y catorce desde la deportación hasta el Cristo.

Genealogía de Jesús (Lucas)
(Mt. 1.1-17)
23 Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años, hijo, según se creía, de José, hijo de Elí,
24 hijo de Matat, hijo de Leví, hijo de Melqui, hijo de Jana, hijo de José,
25 hijo de Matatías, hijo de Amós, hijo de Nahum, hijo de Esli, hijo de Nagai,
26 hijo de Maat, hijo de Matatías, hijo de Semei, hijo de José, hijo de Judá,
27 hijo de Joana, hijo de Resa, hijo de Zorobabel, hijo de Salatiel, hijo de Neri,
28 hijo de Melqui, hijo de Adi, hijo de Cosam, hijo de Elmodam, hijo de Er,
29 hijo de Josué, hijo de Eliezer, hijo de Jorim, hijo de Matat,
30 hijo de Leví, hijo de Simeón, hijo de Judá, hijo de José, hijo de Jonán, hijo de Eliaquim,
31 hijo de Melea, hijo de Mainán, hijo de Matata, hijo de Natán,
32 hijo de David, hijo de Isaí, hijo de Obed, hijo de Booz, hijo de Salmón, hijo de Naasón,
33 hijo de Aminadab, hijo de Aram, hijo de Esrom, hijo de Fares, hijo de Judá,
34 hijo de Jacob, hijo de Isaac, hijo de Abraham, hijo de Taré, hijo de Nacor,
35 hijo de Serug, hijo de Ragau, hijo de Peleg, hijo de Heber, hijo de Sala,
36 hijo de Cainán, hijo de Arfaxad, hijo de Sem, hijo de Noé, hijo de Lamec,
37 hijo de Matusalén, hijo de Enoc, hijo de Jared, hijo de Mahalaleel, hijo de Cainán,

38 hijo de Enós, hijo de Set, hijo de Adán, hijo de Dios.