domingo, 18 de marzo de 2012

LA ESENCIA DEL HOMBRE





  T  R  I  C  Ó  T  O  M  O

  Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. 1 de tesalonicenses 5:23
   El inicio de la historia de la humanidad ha dado a la ciencia moderna algo en que pensar, y su conocimiento lo ha llevado a creer que el hombre es producto de la casualidad y de la nada. Uno de los principios de la ciencia es que la materia no puede ser creada ni destruida solo cambia de forma.
   Si recordamos la creencia básica de la teoría de la evolución que dice: Todo lo que existe en el universo salió de un pequeño punto del tamaño se la cabeza de un alfiler, y este punto empezó a girar vertiginosamente a tal grado que explotó y surgió toda la materia que se encuentra esparcida en el universo infinito; Si la materia no puede ser creada ni destruida ¿De dónde salió ese pequeño punto y la energía que hizo girar al tal?
   Existen muchas interrogantes con respecto a lo que concierne con el inicio de la humanidad, y la ciencia no ha podido dejar en claro de una manera convincente estas interrogantes; La gran mayoría de los científicos no han querido reconocer lo que enseña la palabra de Dios con respecto al inicio de la humanidad.
   La ciencia se ha obsesionado tanto con el funcionamiento del cuerpo humano y la forma tan maravillosa con la que se desarrolla que ha intentado clonar el cuerpo humano, aunque suena como una utopía no se puede descartar que la ciencia lo logre; Existe un PERO mayúsculo, por la razón de que el hombre no es única y exclusivamente materia o carne, ya que el hombre esencialmente es tripartita ya que está compuesto por tres elementos básicos que son: Cuerpo, alma y espíritu.
   Para que el hombre llegara a ser lo que es, tuvo que darse un proceso, y este procedimiento lo llevó Dios de una forma especial y muy particular, ya que cuando crea a las animales da la orden a las aguas y a la tierra diciendo: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves…Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Gen. 1:20 y 24; Entonces el hombre fue especial no únicamente por la razón de ser creado por la mano de Dios sino que lo hizo a su imagen y semejanza. Gen 1:26. ¿Dónde estuvo la semejanza o el parecido? Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. Gen. 2:7 Cuando Dios sopla en la nariz del hombre pone su Espíritu Santo, y esto le dio al hombre una diferencia enorme con los seres vivientes que lo acompañarían en la tierra; E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Gen.1:25.
   Cuando el hombre recibe el soplo de vida se convierte en el precursor del género humano; En su mano está el alma de todo viviente, y el hálito de todo el género humano. Job 12:10. Entonces podemos decir básicamente, que le hombre y el resto de los seres vivientes no únicamente son de distinto género, sino que el Espíritu Santo de Dios que fue puesto en el hombre lo hace semejante a Dios; Por tal razón cuando el hombre muere y el polvo vuelve a la tierra, como era, y el espíritu vuelve a Dios que lo dio. Eclesiastés 12:7; Job entendió claramente que mientras haya hálito de Dios en sus narices su alma estaría en su cuerpo. Y Elías Clamó a Jehová y dijo: Jehová Dios mío, te ruego que hagas volver el alma de este niño a él. Y Jehová oyó la voz de Elías, y EL ALMA DEL NIÑO VOLVIÓ A ÉL Y REVIVIÓ 1 Reyes 17:21-22 En el caso de Job 27:3; Él entendió que en su cuerpo (carne) estaba su alma y el hálito (espíritu) de Dios.
   Lo especial del hombre está en todo lo antes dicho y aún más, su sangre es distinta a la de los animales; La sangre humana está clasificada en cuatro diferentes grupos sanguíneos básicos: A, B, AB y O; Además sus glóbulos rojos son a nucleados, lo cual lo hace más flexible para poder pasar por el vaso capilar más delgado; Los glóbulos rojos de todos los vertebrados no mamíferos como los peces, anfibios, reptiles y aves son nucleados, lo cual hace más gruesa su sangre.          Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra Hechos 17:26. La sangre y la carne del hombre son diferentes a la de los de los animales, No toda carne es la misma carne, sino que una carne es la de los hombres, otra carne es la de las bestias, otra la de los peces, y  otra la de las aves.  1 Corintios 15:39; Y lo más sorprendente de esto es que Adán no lo ignoraba, pues cuando Dios puso delante de él a Eva expresó: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne. Por tanto…se unirá a su mujer, y serán una sola carne Gen. 2:23,24. En el verso 20 dice: más para Adán no se halló ayuda idónea para él. El hecho de que no se hallara a alguien de la misma carne que la de Adán para que se reprodujera Dios tuvo que formar a Eva de la misma carne de Adán, por tal razón dijo Dios:…y serán una sola carne. La carne de los animales y la del hombre no es la misma. Pensar que son la misma carne se apoya la idea que tienen los ateos evolucionistas.
   Debemos recordar que cuando Dios hizo todo lo que podemos ver en su creación, lo hizo para la eternidad, así estaba proyectado; La armonía que existía en los primeros días de la creación era perfecta. Tal perfección se daba porque todo giraba en derredor de la perfecta voluntad de Dios, mientras el hombre estuvo bajo tal autoridad no hubo ningún tipo de problema; Dios le da al hombre la libertad de escoger entre el obedecer o no, lo que conocemos como libre albedrío. El hombre hace la elección equivocada y se pierde inmediatamente la perfecta armonía que existía con Dios; Más Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Lo que lo unía a Jehová Dios se rompió, por eso pregunto: ¿Dónde estás tú? No pasó mucho tiempo cuando pierde la armonía consigo mismo ya que se lleva a cabo el primer homicidio,…Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató. Gen. 4:8 Este fue el primer homicidio de muchos que vendrían; He aquí me echas hoy de la tierra y de tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra…Al estar lejos de la presencia de Jehová Dios no sería más su hijo y su descendencia sería llamada hijos de los hombres.
   Fue tanta la maldad que cometió la descendencia de Caín que corrompió a los que se quedaron en la presencia de Jehová Dios. Y a Set también le nació un hijo, y llamó su nombre Enós. Entonces los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová.              Gen. 4.26; La descendencia de Set fue conocida como los hijos de Dios. Al corromperse ahora los hijos de Dios con las hijas de los hijos de los hombres vino a colmar la paciencia de Dios por esta causa dijo Dios: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; más serán sus días 120 años. Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho. Gen. 6:3 y 7. La armonía que existía entre Dios y la creación se rompió; el diluvio fue la forma que utilizó Dios para destruir gran parte de lo que había creado.
   Después del diluvio cambiaron muchas cosas, una de tantas fue que se le permitió al hombre comer la carne de los animales, Todo lo que se mueve y vive, os será  para mantenimiento: así como las legumbres y las plantas verdes, os lo he dado todo. Pero carne con su vida, que es su sangre no comeréis. Gen. 9:3 y 4; El hecho de que Jehová Dios le haya determinado al hombre la dieta que tendría para comer antes del diluvio, deja en claro que no se le permitía comer carne, Y dijo Dios: he aquí os he dado toda planta que da semilla, que esta sobre la tierra y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. Gen. 1:29; ¿Cuál fue la razón por la cual se le permitió comer carne? El año 600 de la vida de Noé, en el mes 2º, a los 17 días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del gran abismo…Gen 7:11,  Y sucedió en año 601 de Noé…Y en el mes 2º a los 27 días, se secó la tierra. Entonces habló Dios a Noé diciendo: Sal del arca tú, y tu mujer, y tus hijos, y las mujeres de tus hijos contigo. Todos los animales…y multiplíquense sobre la tierra. Gen. 8:13 al 17. El diluvio duró cayendo sobre la tierra por 40 días y 40 noches pero en realidad el agua duro sobre la tierra 1 año, entonces podemos decir que el tiempo que duraron Noé y su familia dentro del arca fue 1 año 2 meses con 4 días, porque entraron 1 semana antes de que llegara el diluvio.
    Para cuando salen el mundo entero era completamente distinto, toda planta se había secado por haber permanecido bajo el agua 1 año; Entonces esa fue la causa por la cual Dios les permite comer carne, los alimentos que pudieron haber almacenado, granos y algunos tipos de fruto es muy probable que se hayan escaseado por todo el tiempo que duraron dentro del arca.
   La consigna que Jehová Dios le da al hombre referente a comer carne es: Carne con su vida, que es su sangre no comeréis. Entonces no es curioso que antes del diluvio no se mencionara el comer carne o sangre ¿Por qué razón les prohíbe comer sangre? En el principio cuando el hombre desobedece a Dios, pierde su relación con él, el  Espíritu Santo que había sido puesto en el hombre cuando se le sopló en su nariz el aliento de vida, dejo de estar en él. Ahora el hombre estaba separado del que lo vivificaba mediante tal santificación, por causa del pecado que cometieron y ya no ser santos Jehová Dios los tuvo que sacar del huerto. Y tome también del  árbol de la vida, y coma, y viva para siempre. Gen. 3:22  para que no siguieran comiendo del árbol de la vida; Aun cuando había perdido esa bendición Jehová Dios no cierra por completo la puerta ya que le dice a la que hizo que perdieran tal santidad: Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; esta te herirá en la cabeza, y tú la herirás en el calcañar. Gen.3:15 La simiente de la mujer que es Cristo, daría nuevamente la oportunidad al hombre caído de estar unido a Jehová Dios como lo estuvo en un principio. En este versículo se está profetizando el acto redentor que Cristo habría de realizar a favor de la humanidad caída.
   De todo árbol del huerto podrás comer, más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. Gen.2:16 y 17. Este  pacto que había hecho Jehová Dios con el hombre cuando estaban en el huerto fue roto por creer a las palabras de la serpiente cuando les dijo: No moriréis. Gen.3:4  y a causa de esa ruptura el hombre murió y estuvo separado de la presencia de Jehová Dios, y a causa de esta separación el hombre estuvo cometiendo actos en extremo pecaminosos  que colmaron la paciencia de Jehová Dios. La condenación era inminente y la única forma de librarse de ella era el arca que Noé construiría, únicamente 7 personas quisieron entrar con Noé al arca, y después del diluvio Dios hace un nuevo pacto, el de no destruir a todo ser viviente con aguas de diluvio, y que ellos no comerían carne con su sangre.

   El inicio del pecado trajo como consecuencia la muerte, por primera vez se derrama sangre inocente para cubrir el pecado. Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban…y tuve miedo, porque estaba desnudo. Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, los vistió Gen.2:25; 3:10 y 21E inició la larga ruta de redención del hombre.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario